Un viaje de 30 kilos

¿Me acompañas a recorrer estos 30 kilos?

Después de muchas dietas absurdas y cientos de rebotes me he decidido a comenzar ésta larga travesía para recuperar mi salud y autoestima. ¿Alguien más se apunta?

Paso a paso

Escrito por unos30kilitosdemas 07-02-2016 en Confesiones. Comentarios (0)

¡Hola a todos!

Como les prometí, estaré colocando aquí mis avances, cómo me ha ido en la semana, y mis desplantes también, por supuesto. ¡Estoy muy emocionada! Porque esta semana, a pesar de no comenzar mi rutina de ejercicios sí estuve caminando de ida y vuelta a mi universidad todos los días, lo cual hace un total de 4 km caminados a un ritmo más o menos constante todos los días.

Con la comida tampoco cumplí. Es muy difícil para mí hacer eso, especialmente cuando me han dado la beca alimentaria en la universidad. ¡No saben lo feliz que me hace eso! Ser foránea no es fácil, y definitivamente es un ahorro para mí, tomando en cuenta que el menú del día cuesta $55 pesos mexicanos. Ahorrarme eso 5 días a la semana es muchísimo.

Por otra parte, sigo luchando con la depresión, que me causa no tener ganas de hacer nada. Eso me ocurrió el viernes. No asistí a la universidad y sólo salí de mi recámara a la cocina de la casa en donde estoy viviendo a buscar algo de comer. No es lindo tener ese sentimiento de pereza infinita, sin ganas de hacer NADA, ni siquiera salir de tu cama. Es difícil, y siempre, los días siguientes, busco luchar con eso porque estar encerrada por un día es una tortura. Especialmente si pienso en todo lo que pude haber hecho ese día, o las cosas de las cuales me perdí.

En fin, les daré los avances de la semana :D Los cuales me hacen feliz, por cierto. Si ésto puedo lograr sólo caminando todos los días, ¿cómo será haciendo ejercicio regularmente?

  • Peso: 69 kg (¡2 kg menos!)
  • Cintura: 92.5 cm 
  • Caderas: 107.5 cm
  • Brazos: 36 cm
  • Muslos: 65 cm
Como pueden notar, todo bajó, excepto los muslos, los cuales aumentaron sin que pueda entender la razón. Lo más probable es que me haya medido mal. Pero dejando a un lado eso, ¡Los progresos son increíbles! ¡En sólo una semana!
El día de hoy me levanté, me medí, y después hice algo de ejercicio. ¡Ya no quiero procrastinar! Así que, los veré en una semana, para ver qué tal me ha ido.

Planes para el semestre

Escrito por unos30kilitosdemas 02-02-2016 en compras. Comentarios (0)

¡Hola chicos!

Pude poner un poco de orden a mi cabeza, y hacer varias cosas para comenzar con todo de nuevo. Me compré una báscula para pesarme semanalmente sin necesidad de ir con el enfermero del gimnasio (me da mucha pena ja, ja, ja), una cinta métrica para tomar mis medidas semanalmente, también, y tomé una de mis lindas libretas (soy amante de las libretas) para escribir allí mis mejoras. ¡Estoy bastante animada! Para el ejercicio, tomé 4 días de la semana con 2 horas al día. 1 hora de caminata-trote y otra hora de ejercicios variados de tonificación y cardio. Se suponía que hoy lunes iniciaría... pero como siempre, procastino. No es como si estuviera orgullosa de eso.

La dieta es algo que dejé pendiente, ya que estoy esperando los resultados de una beca alimentaria por parte de la universidad. Si gané una de las becas, tendré que comer lo que me den en la cafetería de la escuela durante la hora de comida, por lo que solamente podría monitorear el resto. Por el momento, desayunaré un tazón de cereal con frutas y leche descremada, para el almuerzo y la merienda una fruta respectivamente (compré manzanas, peras, duraznos y una naranja), y de cena una porción de yogur con cereal. La comida irá por parte de la cafetería, porque es el lugar de la zona en donde conozco que los precios son más decentes. 

Por otra parte, la universidad inicia mañana. Ésta vez estoy viviendo a más o menos dos kilómetros del campus. Puedo caminar sin problemas esa distancia todos los días de ida y regreso. Me toma alrededor de 30 a 40 minutos, tiempo promedio que me tardaba en el camión desde el centro. Eso supone, por supuesto, una carga extra de quema de calorías. La verdad es que durante éste mes estuve usando el camión indiscriminadamente, cuando pude haber caminado. De ahora en adelante, sólo lo usaré por emergencias como cuando me levante tarde para ir a clases.

Ahora bien... anotaré, aparte de en mi libreta, las medidas y pesos semanales... ésta vez lo hice hoy, lunes, pero voy a intentar hacerlo mejor los domingos. Sin más preámbulos les doy los datos de ésta semana:

  • Peso: 71 kg
  • Cintura: 95 cm
  • Caderas: 110 cm
  • Brazos: 38 cm
  • Muslos: 63.5 cm
Pues bien... eso sería todo por hoy. Planeo postear, entonces, todos los domingos, o una vez a la semana. Recuerden que estoy en la universidad, y tengo que poner en la balanza tooooodos los aspectos de mi vida. Espero que nos leamos pronto.

Comenzar es fácil... lo difícil es mantenerse (Parte II)

Escrito por unos30kilitosdemas 30-01-2016 en Confesiones. Comentarios (0)

¡Hola a todos!


Ugh... me asomo por aquí, y aunque básicamente han sido sólo un par de personas las que me leyeron, me siento avergonzada. Han pasado seis meses y no he publicado nada en lo absoluto. Lamento decirles a todos que desafortunadamente no, no hice grandes progresos. Puedo darles los resúmenes ahora... creo que se merecen una explicación, y al mismo tiempo me haré ver a mí misma la clase de irresponsabilidad con mi persona que he hecho.

Bien, primer lugar, la dieta no la he comenzado realmente. Tampoco hice cambios de hábitos semanalmente como planeaba hacerlo. Seguí comiendo comidas nada saludables seguidamente (léase pizza, tacos, tortas, etc.), y cosas por el estilo. No me enorgullezco de ello, la verdad. Pero es un nuevo año, y atormentarme más de lo que ya lo he hecho no creo que ayude. Tampoco pedir disculpas, ni mucho menos poner excusas, porque no las hay. Fui irresponsable, inconstante, y muchas, muchas cosas más. Lo único que puedo hacer en éstos momentos es volver a empezar, no queda de otra. De todos modos, de éste tipo de cosas se trata la vida: caer y volver a levantarse.

Por otro lado, ejercicio sí hice... al menos los primeros meses. Estuve yendo al gimnasio hasta más o menos mediados de octubre, y dejé de ir por culpa de una gripe que hizo que mis glándulas mucosas hicieran su trabajo al 500% de lo normal con el simple hecho de caminar. Entonces, no podía hacer ejercicio al estar en tan malas condiciones. Tardé dos semanas en recuperarme parcialmente y dejar de moquear, pero para ese entonces Noviembre ya había iniciado... mi excusa fue la universidad. Al ser el último mes de clases tenía exámenes, trabajos y proyectos finales por todos lados. Podría haberme dado el tiempo de ir al gimnasio... pero no quise, y lo dejé.

En consecuencia, llegó diciembre, con ello mi retorno a casa y las fiestas decembrinas, donde todo es posadas, comida y grasa por todos lados. El resultado fue que volví a subir de peso... aunque no estoy segura de en dónde estoy parada en éstos momentos. No me he pesado desde Octubre, y no lo he hecho aún supongo que por miedo... bueno, tengo que afrontar las consecuencias tarde o temprano.

¿Qué me hizo volver? Bueno... básicamente, salir de la depresión. Tengo problemas con ello, y tras algunos incidentes en mi vida reciente estaba volviendo a dejarme caer. Ésta tarde volví a casa de la universidad (me he mudado nuevamente, pero ésta vez a un sitio cercano en donde puedo llegar andando al campus), comí como una cerda lo que había comprado en el súper, que básicamente fue pollo ranchero y una ensalada (me comí medio pollo), y me boté a la cama con al computadora. Llevo varios días sin ánimos, apenas con ganas de levantarme para ir a la universidad, gastando de más en un camión que no se lleva ni 10 minutos en recorrer el camino hacia la universidad y que yo me puedo caminar sin problemas por 30 o 40 minutos.

Entonces, apareció youtube con sus vídeos sagrados que aparecen en el momento en que podrías llegar a hundirte más allá del averno y pareciera que te dan una bofetada mental. Sí, vi vídeos de personas que bajaron de peso de manera realmente sorprendente, y eso hizo que me mirara a mí misma, acostada en esa cama, deprimida, somnolienta tras haber comido tanto, y me dije a mí misma ¡Al carajo!

Puedo seguir lamentándome y autocompadeciéndome, o hacer algo por volver a alzarme. Como dije al principio, ésto no va a ser fácil, yo sé que no lo será. La mala racha y mi falta de actitud lo han demostrado. No le voy a echar la culpa a nadie más que a mí misma, ni siquiera a las circunstancia... así que, estoy de vuelta. En lo que pongo orden a mi desordenada cabeza, volveré a escribir, lo cual espero que no pase de éste fin de semana.

Mi peso actual (Post difícil de publicar)

Escrito por unos30kilitosdemas 13-08-2015 en Confesiones. Comentarios (3)

¡Por fin he podido pesarme! La verdad es que esperaba pesar unos dos kilos y medio más, incluso pensaba que había subido de peso a cuando me pesé hace un par de meses, pero no, peso menos que entonces. Eso me hace sentir bien, aunque por supuesto, para la meta de los 30 kilos falta bastaaante.

Pues bien... ha llegado el momento de revelarles a todos mi secreto mejor guardado (ja, ja). Quiero que sepan desde ahora que no me siento orgullosa de mi peso, pero la meta que tengo de los 30 kilos iniciaba con el peso de hace dos meses, lo que significa que me faltan aproximadamente 27 kilos y medio para llegar allí.

Mi peso actual, al 12 de agosto de 2015, a 3 días de mi cumpleaños número 20 es de 72.5 kilogramos, con una altura de 1.49, y así es como luzco (ver fotografía anexa en el post). La foto me la he tomado el lunes 10 de agosto, justo antes de salir a hacer ejercicio. Como ven, estoy muy por encima de donde debería estar, y la verdad es que cuando llegue a los 65 kg probablemente me ponga a llorar, porque desde que salí de la secundaria sería la primera vez que pesaría eso. Por supuesto, para llegar allí me faltan unos 7.5 kg, y todos sabemos que para eso hace falta mucho esfuerzo y ganas.

El peso al que quiero llegar al final de toda la travesía es de 45 kg. Es decir, los 30 kilos los estoy contando desde los 75 kg que pesaba hace un par de meses. De manera casi involuntaria he bajado en ese tiempo 2 kilos y medio... es un avance bastante bueno, es poco más de un kilo por mes. Si sigo a una tasa media de pérdida de peso como esa, en unos dos años podré decir que llegué a mi meta. Por supuesto, estoy siendo optimista... en dos años hay un par de periodos de fiestas decembrinas, y nadie sabe lo que le espera a la vuelta de la esquina. Todo es posible.

Ahora... sobre el hábito uno... temo confesar que sólo lo he cumplido el lunes. Como acabo de entrar a la universidad, estoy modificando algunos horarios de clase y cosas por el estilo, por lo que me he quedado hasta tarde en el campus (relativamente), y cuando regreso he llegado rendida. En estos días me pondré al 100%, aunque claro, más que prometérselos a ustedes, es una promesa para mí misma.

Por otro lado, he estado investigando algunas cosas, y tengo algunas buenas noticias. En la enfermería de mi universidad hay un enfermero que me ha dicho que me ayudará a tener un control sobre mi peso. El próximo jueves haré un examen físico completo, y a partir de allí podré obtener una dieta y rutina de ejercicios personalizada. En cuanto pueda tramitar nuevamente mi credencial de la universidad (la he perdido cuando me robaron mi cartera hace algunos meses), podré también tramitar mi credencial para el gimnasio del campus, y entonces podré hacer ejercicio allí con ayuda del entrenador. Les haré saber cuando ésto ocurra.

También he estado investigando algunas cosas sobre nutrición. Por supuesto, no soy experta en el tema, y preguntaré correctamente sobre qué cosas debería y no debería comer. Sin embargo, ya he podido darme una idea. Quiero iniciar una "purificación" de mi hígado, con una mini dieta de dos semanas consumiendo alimentos que no sean dañinos para él, dándole la oportunidad de encargarse de reparar las cosas que tenga que reparar. Lo que no sé si hacer o no, es una "limpieza" del cólon. Lo cierto es que soy bastante estreñida desde que soy una bebé, por lo que hasta cierto punto no conozco el placer de evacuar una o dos veces al día. Probablemente les publique sobre el "menú" de la semana, es decir, las comidas que he decidido prepararme esa semana para sobrevivir (?). Así, si tienen algo que decirme sobre ello, algún consejo o corrección, será muy bienvenido.

En fin, como saben, iré publicando aquí mis avances y las cosas que hago. Creo que he cumplido con mi palabra estos días, y espero que siga así por lo menos hasta que la universidad me lo permita. La verdad es que mi carrera es un tanto demandante, ya que son ciencias, y me deja algo extenuada, especialmente de manera mental. Por el momento está bastante relajado, por lo que no tengo quejas, pero un semestre de experiencia me ha dicho que no me confíe...


Hábito 1: Hacer 1 hora de ejercicio diaria

Escrito por unos30kilitosdemas 11-08-2015 en hábitos. Comentarios (0)

El comienzo de la vida universitaria también trae consigo grandes cambios en los hábitos que comúnmente tenemos. Y por eso he decidido que con el inicio de clases haya un inicio de cambio de éstos contínuamente. Procuraré postear cada lunes el nuevo hábito, y conforme se vayan publicando haré una lista de los mismos. De esta forma, tanto ustedes como yo tendremos un control de lo que he venido haciendo, y también seré sincera cuando no cumpla con dichos cambios. Por ahí escuché que para que algo se vuelva un hábito tenemos que hacerlo por 90 días. Veremos si es cierto...

Decidí que iré rotando éstos cambios de acuerdo a la índole semana tras semana... ya se irán sorprendiendo ustedes mismos por los malos hábitos que tengo, y que voy a cambiar... espero que no me juzguen. La verdad es que soy joven, y estoy a tiempo para mejorar, y además estoy segura de que a lo mejor se sentirán identificados con algunos de ellos.

En fin... ésta semana he escogido como primer cambio de hábito el hacer una hora de ejercicio diariamente. No importa el horario, no importa el ejercicio... lo importante es hacerlo durante una hora. ¿Por qué no especifico qué haré exactamente? Porque ahora mismo comenzaré únicamente caminando a una velocidad moderada para acondicionar mi cuerpo. Quizá dentro de dos semanas comience a caminar media hora y la otra media hora la dedique a ejercicios de distinta índole. Cuando me sienta preparada, comenzaré a trotar, y así sucesivamente. Yo les iré contando los progresos, no se preocupen.

Así que... en cuanto termine de hacer digestión, más o menos en una hora más, saldré a caminar al parque que está cerca de mi casa. Sin pretextos ni excusas.